Cuidado de tus Joyas

 

En la delicadeza de toda joya LaLola radica buena parte de su belleza. Y con los cuidados que les dediques también expresas el valor que para tí tienen, como parte de tu historia personal.

 

Te sugerimos algunos consejos básicos para que el encanto de tu Joya LaLola perdure por mucho más tiempo.

 

  • Evita siempre el contacto de la joya con productos químicos que puedan dañar su color. Las cremas o los perfumes pueden hacer que tu pieza se oscurezca o pierda brillo debido a la abrasión producida por los químicos. Evita el contacto de tu joya con líquidos como colonias, perfumes, cremas o aceites.

  • Quítate cualquier joya antes de participar en cualquier actividad física o irte a dormir.

  • No utilices tu joyas LaLola en la ducha, piscina, mar o cualquier lugar donde quieras bañarte o nadar.

  • Antes de guardar tus joyas LaLola, límpialas con un paño suave de gamuza, para remover cualquier impureza que pueda haber llegado a acumularse a lo largo del día.

  • No expongas tus Joyas LaLola a cambios de temperatura bruscos, ya que sobre todo las piedras naturales pueden sufrir cambios en su color.

  • Guarda tus joyas siempre lejos de espacios húmedos tales como un baño, y siempre lejos de cualquier exposición de fuente de luz, tanto natural como artificial.

  • Para la correcta conservación de tus joyas, es preferible que las guardes siempre de manera individual.

  • Si utilizas un joyero, procura que las piezas estén siempre en compartimentos separados y no se toquen entre sí. 

  • Las piedras semipreciosas y las perlas cultivadas de tus Joyas LaLola,  pueden verse deterioradas por el contacto con sustancias químicas como las cremas, el alcohol, los perfumes, los detergentes, etc.

  • Las perlas son más delicadas que otras gemas ante ciertos agentes químicos, por lo que deben mantenerse siempre lejos de jabones, perfumes, cremas, detergentes, alcohol, aceites, etc. Las perlas también pueden deshidratarse, por lo tanto evita exponerlas a cualquier tipo de fuente de calor.